A la hora de decorar siempre nos guiamos por una serie de normas preestablecidas que realmente nadie ha escrito pero que, a pesar de ello, todos respetamos casi a rajatabla.

Hoy, vamos a poner en práctica ese famoso refrán que dice que ”las normas están para romperlas” porque, especialmente en decoración, romper las normas puede suponer un acierto rotundo.

Yo, te voy a mostrar algunas ideas… Tú, luego puedes seguir pensando cómo romper otras normas…

¿Por qué los caminos de mesa se colocan siempre a los largo de la mesa? El motivo, yo no lo sé. Lo que sí sé es que si pruebas a poner los caminos de mesa al revés, es decir, a lo ancho, la decoración de tu mesa será aún más original.

¿Quién dijo que cuando se rompe una pieza de la vajilla el resto ya no sirve? Prueba a decorar la mesa con vajillas diferentes. Combina colores y estampados, mezcla formas y texturas…Verás que los restos de muchas vajillas se pueden convertir en una muy original.

vajillas

Las cortinas, a priori, son un elemento destinado a vestir las ventanas, decorarlas y controlar la luz que pasa al interior a través de ellas. Sin embargo, esta es otra norma susceptible a ser rota… Puedes poner una cortina, por ejemplo, a modo de cabecero en tu habitación. ¿Por qué no? Es una buena opción. Original.

¡Las normas están para romperlas! Y, muchas veces, lograrás efectos maravillosos en la decoración

¿Qué norma piensas romper tú?