Si cualquier objeto es susceptible de convertirse en decorativo ¿por qué no unos altavoces como lavabo? Seria una pieza más que impresionante para todos los que entren al baño.

altavoces lavabos

En realidad lo que vemos en imagen se trata de una performance sonora creada por el argentino Alejandro González Novoa que intenta reflejar el gasto innecesario del agua en nuestra época. ¿Cómo? os preguntareis, ¿a través de unos altavoces? Cada una de ellos reproduce un sonido diferente, uno emite el sonido de un chorro de agua constante y el otro un simple goteo ininterrumpido. Una forma de concienciarnos del derroche de agua que a veces hacemos sin darnos cuenta. Hechos como cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes, nos afeitamos, nos lavamos la cara, en la ducha, etc…  pueden ahorrar una gran cantidad de este recurso tan preciado.

Vía: No puedo creer…