Planchar es una de las tareas del hogar que menos me gusta hacer, y menos cuando es verano y tienes que soportar las altas temperaturas a las que te somete ese instrumento de tortura que es la plancha. Sacar y volver a guardar la tabla de planchar tampoco es un plato de gusto pero con esta idea de Aissa Logerot ya no tendremos que hacerlo más.

espejo tabla1

Se llama Madame est servie y es una tabla de planchar que se convierte en espejo con un simple gesto, y a la inversa. De esta forma podremos utilizarla como espejo a tiempo completo y como tabla eventualmente.

espejo tabla2

Una idea sin duda muy aplaudida ya que uno de los problemas domésticos que se presentan por igual en todas las casas es la ubicación de la tabla de planchar, esté donde esté siempre molesta.

Más información: Aissa Logerot

Vía: trendenciasshopping.com