Nos encanta las tapicerías pero qué fácil son mancharlas. Sobre todo hablando de mobiliario, textiles y demás superficies dispuestas en la decoración de zonas infantiles o estancias donde haya mucho trasiego.


Una vez manchada la tapicería intentaremos tratarla de forma inmediata, de esta manera evitamos que la suciedad penetre profundamente.

Debemos tener en cuenta que no todo los tipos de tejido se pueden mojar, hay ciertos que deben ser lavados en seco. De esta manera siempre comprobaremos si la tela puede ser mojada o no.

Mas_tips_para_limpiar_tapicerias.jpg

Para probar esto podemos humedecer la tapicería, en una zona que no se vea. Luego colocamos unpaño de algodón y pasamos la plancha por encima. Fíjate si queda algún rastro de color en el paño, si vemos mancha de color la tapicería no debe ser mojada. Por el contrario si vemos que el paño se encuentra limpio, la tapicería podrá mojarse.

Cuando procedamos a dar solución a cualquier mancha de tapicería, siempre limpiaremos esta con su producto específico haciendo un movimiento desde el cerco hasta el centro de la mancha. De esta forma evitamos que se extienda.

Para las manchas de grasa basta con echar un poco de polvos de talco sobre estas y dejarlo actuar una media hora. Después cepillaremos la zona.

Las machas de chocolate o café podemos deshacernos de ellas mezclando una parte de agua oxigenada, cuatro de agua y una gota de amoniaco.

Visto en: DecoraIlumina.com