En ocasiones enviar un fantástico motor al desguace no es la mejor opción. Con piezas de coches, podemos fabricar multitud de mobiliario con el que conseguiremos la mejor de las decoraciones.


Si buscas originalidad y brindar un toque personal a tu hogar, siempre puedes aprovechar piezas para crear nuevo mobiliario u objetos totalmente funcionales. Motores como los V8 de 3.5 litros de cilindrada provenientes de Rover, son perfectos para realizar alguna de estas creaciones.


Entre las imagenes podemos ver cómo ingeniosos artistas del motor han creado hermosas camas, increíbles sofás, bodegueros, soportes de mesitas de café y objetos decorativos…



Seguro que a más de uno de vosotros ya se os ha ocurrido alguna otra idea utilizando estos fantásticos motores. La creatividad es lo importante… y no tiene límites.



Aprovechar muchas de las piezas de un coche brindará, a nuestro hogar, un toque urbano. Igualmente podemos aprovechar y reciclar piezas de motos u otros ¿Quién se atreve?