Los loft están de moda y muchos usuarios se decantan por este tipo de viviendas a la hora de reformar una estancia. Su amplitud hace que sean muy cómodos y que llamen tanto la atención.

Hoy os queremos mostrar como poder transformar un bajo prácticamente en ruina, en un bonito loft con un toque industrial y vintage, un ejemplo real que han llevado a cabo el estudio de interiorismo AM Asociados. El resultado ha sido espectacular, consiguiendo un espacio muy abierto, práctico y adaptado a todas las funcionalidades requeridas en cualquier hogar.

vista general loft
Para lograr el aspecto final, la empresa optó por utilizar materiales muy naturales como son las maderas, el hierro o el hormigón, materiales que permitían lograr el aspecto deseado por el cliente. También se optó por utilizar pocos barnices para lograr que todo el ambiente pudiese envejecer a la vez.

En el tema de los colores, la empresa de diseño optó por jugar con los colores blanco  y negro sobre una base de colores madera, que se utilizaron para crear las distintas estancias que forman parte del loft.

El bajo también disponía de un patio que también fue remodelado por completo. Para ello instalaron un armario de teka hecho a medida con sobre de silestone para colocar ahí la lavadora y guardar la barbacoa. Además este espacio es muy útil para aquellos días en los que tengan visitas ya que podrán colocar ahí un pequeño buffet o cualquier otra cosa que necesiten.

Los asientos que colocaron fueron originales, ya que para su elaboración utilizaron palets de madera colocando sobre ellos almohadones y cojines, dándole un toque chill out al espacio.

Si queréis ver el resultado final de toda esta transformación, lo podéis hacer en las siguientes imágenes que os dejamos a continuación.