La inspiración de oriente puede sentirse en cada poro y cada veta de estos fabulosos muebles. La firma Yomei ha conseguido fusionar las formas, colores y materiales para crear unas piezas originalmente orientales.

La colección está formada unicamente de dos materiales: cuero y laca. Ambos caracterizados por el lujo y la exquisitez y que le confieren a la colección gran sofisticiación. Los colores rojo y negro se combinan en elegantes acabados mate y brillante, y el tapizado de cuero añade interés no sólo visual sino también táctil.

Además de su capacidad decorativa, que es innegable, también tienen una gran funcionalidad ya que su muebles aportan espacio suficiente para almacenar cantidad de objetos.

Vía: trendir