Los problemas de espacio en los hogares no son algo nuevo en nuestra sociedad, es un mal que nos aqueja desde hace tiempo, y las necesidades decorativas pasan por solventarlo. Con esta finalidad hemos encontrado librerías que se esconden en los peldaños de escaleras o camas que aparecen y desaparecen. En esta ocasión es algo mucho más sencillo pero no por ello menos necesario.

Las puertas también son una ayuda a la hora de almacenar cosas y este ejemplo es una muestra de ello. Se trata de la colocación de baldas en la parte trasera de la puerta para almacenar libros, cd´s o cualquier otro objeto. Las baldas se pueden ajustar a diferentes alturas.

Son fáciles de conseguir en varios establecimientos y páginas web, por ejemplo, The Container Store.

Vía: decoracion.trendencias.com

  • Pingback: Ahorra espacio con las baldas - Hogar Total()