¿No es una gran idea? Estas macetas con luz propia son un nuevo sistema de iluminación que durante el día funcionan como maceteros y por la noche también son lámparas. Su utilización en exteriores, para terrazas y áticos aporta un toque muy especial.

Podemos elegir entre iluminación convencional  en color blanco, o iluminación LED con una gran variedad de colores y programas distintos, para crear cualquier ambiente. Suelen presentarse en diversas medidas, y adoptan originales formas: cilindros, conos, cubos…, incluso paredes o centros de luz,  también las tradicionales jardineras o macetas.

Además, los maceteros iluminados son irrompibles y resistentes en el tiempo.

A mi personalmente me gustan más las  blancas, pues son las más elegantes,  ideales para utilizarlas  en el exterior iluminando, por ejemplo, un camino. En una playa de piscina que tenga una tarima para exterior de madera… junto a los pilares de una pérgola…


Destacan los modelos de  Bloempot. Puedes localizar la tienda que corresponde a tu país y ciudad a través de sus páginas.

Colaboración: Dmaspv