Para crear un estupendo centro de mesa, para ubicar en las escaleras o en la ventana… hoy les mostramos estas encantadoras macetas, realizadas con mucho cariño y un poco de vidrio.

Son realmente sencillas de hacer, solo necesitas un poco de imaginación y el resultado será macetas decoradas con mosaico. Entre los materiales que necesitará:

  • 3 macetas pequeñas
  • Acrílico azul
  • Botellas de vidrio de colores
  • Enduido 
  • Pastina color gris
  • Espátula
  • Paño
  • Martillo

Primero escoge las botellas que quieres y rompelas con un martillo, recoge los pedazos pequeños -toma las medidas que creas oportuna y ten cuidado- Una vez que tengamos un montoncito de trozos de vidrio, los pegamos a la maceta.

Para hacer esto utilizaremos el enduido plástico que, dejaremos secar y luego repetimos el paso con todas las macetas que queramos. Ahora preparamos la pastina y le damos color con los acrílicos, en este caso azul. La pastina la colocamos en la maceta hasta cubrirla entera o lo que nos interese, luego retiramos el exceso con un pañito.

Por último pon las macetas donde más te guste, en esta ocasión una base de madera pintada anteriormente.