Mantas: 7 creativas para guardarlas 

Decorar con mantas

Las mantas nunca faltan en un hogar, sin importar la época del año en que nos encontremos. Si las temperaturas bajan y comienza a refrescar, tener una manta a mano siempre es una buena opción para que de esta manera, puedas calentarte siempre que lo necesites. Las mantas pueden funcionar como piezas de decoración funcionales, o puedes guardarlas fuera de la vista para que no interfieran con tu decoración. 

A continuación vamos a hablarte de formas elegantes de guardar tus mantas para tenerlas siempre a mano y que de esta manera, además de tener tu hogar bien ordenado las tengas a mano siempre que lo necesites.

En otomanas

Mantén tus mantas ocultas con una otomana de almacenamiento que encaje en tu decoración. Cuando quieras ver una película en tu hogar y te apetezca taparte con una manta la tendrás a mano y lista para cubrirte. En la otomana podrías guardar diferentes tipos de mantas para que puedas escoger la mejor según el tipo de calidez que necesites.

Decorar con mantas
pixabay.com

Cesta de alambre

Enrolla tus mantas en pequeños paquetes ordenados y mételos dentro de una canasta de alambre. Mantén la canasta al lado de tu sofá para emergencias acogedoras. Elige mantas con diferentes texturas y colores para hacer que la canasta se duplique como una pieza de decoración divertida.

Escalera decorativa con mantas

Las mantas no son solo para la comodidad: también puedes usarlas para una decoración funcional para darle a tu espacio algo de calidez con textura adicional. Muestra con orgullo tus acogedoras mantas favoritas con una elegante escalera para ellas. Tus mantas se verán geniales, y podrás cogerlas fácilmente de tu escalera de mantas cuando sientas frío. Muchas tiendas de decoración del hogar venden escaleras de mantas, pero también puedes hacer las tuyas con algunos suministros simples como una escalera antigua.

Decorar con mantas
unplash.com

Cestas con tapa

Las cestas tejidas con tapa nunca pasarán de moda. Al igual que las canastas tejidas tradicionales, las canastas con tapa se ven naturales y orgánicas, pero a menudo se ven más ordenadas que las canastas tradicionales, porque las tapas evitan que se vea el interior. Si no te gusta doblar tus mantas perfectamente después de cada uso, esta es una excelente solución de almacenamiento de mantas para ti.

Cestas de mimbre

En lugar de guardar las mantas en una canasta grande, puedes hacerlo en canastas de mimbre más pequeñas. Coloca una o dos mantas en cada canasta y colócalas alrededor de tu sala de estar y dormitorio. Si tienes muchas mantas, es una manera estupenda de hacer que tu hogar se sienta más minimalista y simple, y siempre tendrás una manta cerca donde sea que esté en la casa.

Otomana de almacenamiento como mesita de centro

Si tienes un espacio pequeño, menos muebles es más. Combinar muebles y utilizar una decoración funcional es la mejor manera de decorar un espacio habitable pequeño. Combina la comodidad de una otomana con la funcionalidad de una mesa de café con un mueble más largo y resistente.Encuentra uno con almacenamiento en el interior y coloca tus mantas dentro para que estén listas para la noche de cine.

Decorar con mantas
unplash.com

Una cómoda con mantas ordenadas

Esta idea es especialmente útil para los padres de niños pequeños con una gran reserva de mantas para bebés. Dobla cada cobija en un cuadrado pequeño y ordenado y mételo dentro de un cajón de la cómoda. Colócalos uno al lado del otro, como si fuera un sistema de archivo, para que puedas ver fácilmente lo que está disponible y tomar el que desea.

Ahora ya tienes algunas ideas para poder guardar tus mantas y conseguir que tu hogar esté más ordenado pero que puedas tenerlas a mano siempre que las necesites.

Ir arriba