En trasteros o zonas de almacén prevalece el orden a cualquier otro aspecto y, al tratarse de espacios en los que habitualmente guardamos y almacenamos muchos objetos y materiales, el orden es fundamental.

La distribución y solución perfecta para un espacio de almacenaje depende en gran medida del espacio disponible y el volumen de lo que se pretende almacenar. A partir de ahí se pueden encontrar multitud de opciones más o menos prácticas en función de las necesidades que prevalezcan.

A continuación puedes ver algunas soluciones prácticas a la hora de ordenar una zona de almacenaje.

Las cajas de plástico transparente son ideales ya que, al poder ver el contenido, permite localizar de forma fácil lo que estamos buscando. Contar en este tipo de espacios con una pared de repisas con cajas de plástico transparente de diferentes tamaños es, sin duda alguna, una solución práctica.

cajas transparentes

Si no tienes demasiados objetos que guardar y tampoco son excesivamente pequeños, puedes optar por colocar todo a la vista. Escoge una estantería cualquier otro mueble que te permita un almacenaje que deje los objetos a la vista. De esta manera podrás tener todas tus cosas ordenadas y siempre a mano.

almacenaje a la vista

Y, por supuesto, las tradicionales repisas. Son un elemento que permite un gran aprovechamiento del espacio vertical y son perfectamente aptas para el almacenaje de todo tipo de objetos, por lo que, en cualquier espacio de almacenaje, una repisa tiene cabida.

repisas

Examina bien tu espacio y luego decide cuál es la solución que mejor se adapta a tus necesidades.