Cuando vamos a la playa una de las cosas más típicas que hacemos es recoger conchas. Hay quién recoge más o quién recoge menos, como recuerdo o para colección. Sobre todo lo solemos hacer los que vivimos más lejos de la playa, vamos una vez o dos al año y traerlas a casa es como tener un pedacito de mar todo el año a la vez que nos recuerdan que el año que viene volveremos.

conchas portavelas

Pero qué sucede? que una vez que las tenemos en casa no sabemos muy bien que hacer con ellas. Bueno, pues aquí os damos una buena idea: pueden servir de posa velas.

Materiales:

  1. Conchas marinas
  2. Cera para velas
  3. Mecha para velas
  4. Palillo de ropa o pesas para la mecha

Proceso:

Comenzamos por limpiar y lavar bien nuestras conchas una vez que hayamos elegido las que queremos, pueden ser de tamaños similares o dispares. Podemos dejarlas en remojo durante un tiempo con unas gotas de jabón y luego secarlas bien.

Cortamos las mechas para la vela, recordando que será mejor que nos sobre a que nos falte. Despué derretiremos la cera que irá cayendo poco a poco a la concha, con lo cual debemos sujetar la mecha con la mano o con un palillo para que vaya quedando hundia progresivamente en la cera que vamos derritiendo, con cuidado de no derramar nada para no manchar.

Ahora sólo nos queda dejaralas secar, colocando un palillo que sujete la mecha hasta que solidifique y buscar un sitio donde colocarlas.

Ví: imujer.com