Los relojes son uno de los complementos más deseados a la hora de decorar, independientemente de su tamaño o estilo, tienen un encanto tan especial que a la mayoría nos acaban enamorando.

Se trata al fin y al cabo de un complemento que se adapta a cualquier espacio o rincón de la casa u oficina y que además encaja con cualquier estilo decorativo.

Si te gustan o eres una apasionada de los relojes y no lo piensas dos veces a la hora de apostar por ellos en tu decoración, estoy segura que Melting Clock te va a encantar.

reloj melting clock

Es posible que tengas la impresión de que lo has visto antes…
¿Sabes ya a qué reloj te recuerda?. Pues sí, es una “réplica” de los famosos relojes blandos del artista catalán Salvador Dalí. Además es una réplica en tres dimensiones casi exacta.

melting clock

Lo mejor de este reloj no es solamente su diseño, a la vista está que se trata de un complemento original y muy decorativo, pero además:
Por un lado, gracias a su diseño te permitirá colocarlo en lugares donde nunca antes habías colocado un reloj, por ejemplo, colgado en el borde de una mesa, en el borde de una estantería… Además, al ser muy poco habitual, además del encanto que ya de por sí añade un reloj a cualquier ambiente, se convertirá en un atractivo visual.
Por otro lado, pese a lo que puedas estar pensando, el Melting Clock, es muy económico. Su precio está alrededor de los 12€. Si te gusta y lo quieres, puedes adquirirlo en Amazon.

¿Te gusta?, ¿te animas a incluir en tu decoración esta réplica de los relojes blandos de Dalí?.

Compartir
Artículo anteriorBlanco y Rosa
Artículo siguienteUn perchero muy especial
Apasionada de la arquitectura de interiores, la decoración, los muebles de diseño y... ¡el DIY!