Los escritorios, son los principales muebles del estudio u oficina. Color, material, tamaño… dependerá de tu propio gusto, pero has de tener en cuenta algunas advertencias como calcular el espacio, la armonía del resto de mobiliario o la durabilidad de sus materiales.

Según el uso que le des, te convendrá de una forma u otra. Los que son en forma de L, son muy cómodos, pues te mueves con toda comodidad, en un lado el ordenador y en el otro tus libros, impresora, folios, libros… los cajones son imprescindibles para tenerlo todo en orden. Si estos son de mobiliario con ruedas, todavía será mucho más cómodo, para cuando no lo utilizas, desplazarlo hacia cualquier rincón.

Si te gusta con compartimentos, los verticales sobre la mesa, son de mucha utilidad. En ellos, se pueden organizar libros, útiles… muy adecuado para los que necesitan mucha documentación para trabajar o estudiar. Se logra así mayor amplitud en la mesa y los compartimentos no ocupan espacios al ser verticales.

Los hay también que buscan la simplicidad, muebles que no ocupen mucho espacio. Las mesas que tienen los cajones necesarios a cada lado, son ideales para retirar todo lo que sobra encima de la mesa y poder trabajar con anchura.

Si quieres dar sensación de limpieza, lo más adecuado es el color blanco, pues da sensación de relax y tranquilidad al espacio.

Si la estrella del lugar de estudio, es el ordenador, procura una mesa que sea especial para este, dedicada como el eje principal del trabajo. Bandeja para el teclado, espacio para la impresora y cajones necesarios para los papeles.