Los dormitorios, son algo muy personal, pero siempre dentro del propio estilo del dueño del hogar. El elemento principal de un dormitorio, es la cama, pero esta va acompañada del resto de los muebles complementarios, uno de ellos, es la mesilla de noche, imprescindible para iluminar el dormitorio cuando necesitamos una intimidad de luz o colocar los objetos personales que necesitamos a lo largo de la noche o coger el sueño.

Estas mesillas, pueden ser de lo más ideadas para dar el toque más chic al dormitorio, con un toque de decoración con gusto y sentido propio. Estilos barrocos, coloniales, oriental, retro… cualquier estilo juega un importante papel, pero lo más importante, es que no resalte dentro del dormitorio, debe estar al acorde, sobre todo, con la cama, la cual, es la que más cerca está a ella.

Hay modelos supe originales, por ejemplo, los realizados por ti misma. Una idea es una caja de plástico (las que contienen la fruta), sujetada por un lateral para dar cabida dentro a los objetos y sujetada por 4 palos de madera. Una forma de reciclaje perfecta.

Quizás seas de un estilo más moderno y minimalista,  es el caso entonces de empotrar un cajón en la pared que te sirva de mesilla. El hueco entre el suelo y el cajón, te puede servir para dejar las zapatillas de noche. Una idea ultramoderna.

Si eres de las que en su dormitorio, monta la oficina en casa, una mesilla con numerosos compartimentos, te servirá para tener los libros, documentos o cualquier otro accesorio a mano y cerca de la cama.