Nuestra imagen es algo muy importante para nosotros y en esta afirmación, que no tiene mucha más vanidad que la necesaria, hay tanta verdad como que debemos cuidar nuestra salud, encargarnos de mantenernos en buen estado físico, alimentarnos sanamente, protegernos del sol, tener una buena salud oral, y en general, tomar sobre nosotros mismos los cuidados necesarios que nos aseguren una plácida existencia y una buena relación con el ambiente en el que desarrollamos nuestra vida: casa, oficina, colegio, universidad, incluso internet. Es primordial hacer que nuestros hijos tomen conciencia de lo importante que es reconocer su aspecto y de lo mucho que deben cuidarlo. Probablemente las niñas sean más propensas a revisar su apariencia pero no estaría de más que lo chicos también se preocupen por ella. ¿Cómo lograr reconocer nuestra imagen y aprender a valorarla y juzgarla? Haciendo uso de un espejo ¿Como acercar a los niños a su uso? Con uno que sea muy divertido.

polaroid

El espejo POLAROID, diseñado por Collin O’Dowd, es un bellísimo accesorio que además tiene un especial significado para los amantes de la fotografía. Su apariencia rememora el formato tradicional de las fotos Polaroid no solo por su tamaño, 10,7 cm x 8,8 cm, sino porque su marco, hecho de vinilo blanco, se asemeja al de estas clásicas tomas. Lo divertido es que en lugar de una foto encontraremos un espejo, así que cada vez que nos miremos en él parecerá que estamos viendo una Polaroid, de nosotros mismos y con animación. Los niños amarán su espejo-juguete, mantendrán sus dientes limpios y se iniciarán en el mundo de la fotografía. Visita la página www.colinodowd.com.