Los muebles que se colocan debajo de la mesada donde se cocinan los alimentos son una solución impecable a los espacios reducidos.

La disposición de varios cajones, repisas y alacenas giratorias hacen que puedas aprovechar al máximo los espacios y como si fuese poco poder darle un toque muy fuerte a la cocina ya que los espacios parecen ser bien pensados y mejor aprovechados. La única contra o desventaja que tiene este sistema es que necesitas si o si el espacio como para poder abrir puertas y cajones sin que rocen por ejemplo con las sillas de la mesa ya que no solo dificultan el uso y la función propia del mueble sino que además se les deteriora de manera muy rápida los bordes y esquinas de estos.

Lo importante es que se divida de manera inteligente cada espacio y que se coloque ene cada rincón una alacena giratoria que permite almacenar el doble de elementos que una alacena común.

Nunca pierdas de vista el estilo de la decoración y el diseño de los muebles, estos deben estar homogenizados con el resto y unirse de manera que ni se note la colocación de este mueble como elemento extra.