Las salas, es quizás la parte de la sala que le da vida al hogar, por ello, han de ser acogedoras. Si buscamos que tengan un toque moderno, busca los muebles adecuados, colores y formas que vayan con tu estilo. Muy importante, es el espacio con el que cuentas. Si tu sala es espaciosa y cuadrad, los sillones cuadrados o rectangulares y de colores claros, son los más aconsejables. Una combinación muy bonita, es formar una C con los sillones y combinar el blanco y el negro para formar contraste, textil blanco (sofás, cortinas) y accesorios negros (cojines, alfombra). Si no te agradan las formas rectas ni los contrastes tan extremos, los sofás circulares son igualmente bonitos, combínalos con colores beige y marrones, los sofás el tono más claro y accesorios el más oscuro.

Si eres vivo y atrevido, quizás los colores intensos, te causen más expectación. Fucsias con dorados, o grises, dan sensación acogedora, sin causar intranquilidad.

Si la sala es de espacio reducido, te recomendamos sofás que se adapten a las formas, más pegados a las paredes, para así aprovechar mejor el espacio. Aquí tendrás que contrastar totalmente al contrario, sofás con el tono más oscuro para dar sensación de profundidad y accesorios en tonos claros para que destaquen. Una bonita combinación, los sofás negros con cojines blancos o si te gusta el colorido,  un contraste muy bonito es el marrón oscuro con el naranja, este da elegancia y sofisticación.

En los lugares más sobrios, los muebles beige claro con los sofás en marrón oscuro y en forma de módulos, resulta muy confortable.

Fuente: decora ilumina