Todos, casi sin excepciones, tenemos un tesoro muy amado y bien conservado, por el que hemos trabajado mucho; investigando, localizando, comprando, invirtiendo tiempo, dinero y mucha paciencia. Este patrimonio puede ser uno de los mejores documentos que ilustren nuestra vida, nuestro paso por la niñez, por la adolescencia, por la juventud, nuestra llegada a la madurez y a la adultez. Describe perfectamente quienes éramos y quienes somos hoy, cómo hemos cambiado y sobre todo, qué de nosotros es lo esencial, lo invariable. Nuestra colección de música y de películas es un tema muy serio, generalmente la guardamos con mucho esmero en sus cajas originales, a veces demasiado escondida. No podemos olvidar que la música que escuchamos y las películas que vemos son una clara expresión de nuestra personalidad, de nuestros gustos y de nuestra actitud frente a la vida.

olo

OLO, diseñado por BRITT ASHCRAFT, nos hace una propuesta innovadora y muy interesante para quienes encontramos en escuchar y en ver, un verdadero placer. Lo que plantea es aprovechar el diseño gráfico de nuestra biblioteca musical y fílmica, exponiéndolo, sin arriesgar el buen estado de los discos, en una estantería discreta y segura. Las piezas individuales constan de un botón flexible de 1.75 pulgadas de diámetro que se puede pegar a la pared o a cualquier superficie plana. Las composiciones que se logran uniendo los discos son infinitas, dependen solo de nuestra creatividad y de la cantidad de música y videos que tengamos. Para visitar y adquirir la página web www.ashcraftdesign.com.