Durante muchos años se les consideró como objetos rancios y sin ningún tipo de encanto. Sin embargo ahora los recipientes de zinc y latón son tomados en cuenta en la decoración para dar un toque campestre, incluso romántico. Se pueden conseguir en tiendas de Todo a Cien, grandes superficies como Ikea, incluso en tiendas de decoración de más “nivel”, y a un buen precio. Lo importante y divertido es saber darles el uso más adecuado aparte del que tienen por sí mismas. Por ejemplo: puedes utilizar las jardineras como jardineras y las regaderas como regaderas, pero también la jardinera como revistero, la regadera como maceta, o las pequeñas palitas de jardinería pensadas como juguete como cucharitas para la sal o el azúcar en la cocina.

regadera

Los recipientes pequeños son ideales como lapiceros en la oficina y los medianos como la solución decorativa para colocar las cubiertos de madera en la cocina. Es imposible darle el uso para el que fue creado a una lechera, sin embargo, son perfectas si se reutilizan como paragüero.

macetero zinc

El zinc se sigue utilizando para elaborar los objetos que ya conocemos, como las jarras, los cubos de basura y los recogedores de toda la vida, pero también es posible encontrar pequeños muebles auxiliares ideales para garajes o cocinas rústicas, revisteros de pared inspirados en diseños más minimalistas elaborados con otros materiales, incluso cajas apilables para almacenar cosas de casa y no necesariamente de trastero.