Mantener el orden en casa es complicado, pero si hay niños, la misión se torna infinitamente más difícil. Los pequeños tienen demasiados elementos, juguetes y pequeñas cosas que, de no contar con un buen espacio de almacenaje y una buena organización de la decoración, pueden suponer un auténtico caos.

Hoy te quiero mostrar una idea tan sencilla como efectiva y encantadora que podrás aplicar en la habitación de los niños. Mira:

bolsillos organizadores

Se trata de unos simples bolsillos colocados en la mesa de trabajo de los niños.

A la hora de estudiar o de hacer los deberes precisan de lápices, rotuladores, cuadernos y un sinfín de materiales más. Un sinfín de materiales que de ponerlos todos sobre la mesa no quedaría espacio para trabajar.Además, con esta sencilla idea, una vez finalicen sus deberes, quedará todo en orden y siempre a mano.

Lo único que hay que hacer para llevar a cabo este sencillo proyecto es medir el lateral de la mesa de trabajo y crear un base con tejido de lona al que incluir varios bolsillos de diferentes tamaños.Una vez que tengas los bolsillos confeccionados, sólo tendrás que colocarlo en la mesa a través de unas simples chinchetas o con un velcro si no quieres que queden marcas en el mueble.

Es una idea que además de práctica resulta muy decorativa, por lo que supondrá un detalle diferente, muy original y con mucho encanto en la habitación de los peques. Además, es muy fácil de poner en práctica y también muy económica, ya que los materiales que necesitarás son muy simples.