Biombos, muebles, estantería…. con cualquiera de estos elementos podemos dividir un gran espacio en dos diferentes, por ejemplo un salón y una habitación. Pero hay más formas de hacerlo, como por ejemplo con telas. Cualquier tela que te guste, que tengas en casa y que puedas adaptar a tu decoración.

telas

Es tan sencillo como tomar las medidas (la altura sobre todo) y colocar en la parte superior en una barra de madera. Luego deberás colgar los paneles del techo y listo, tan sólo con mirar la imagen podemos hacernos una idea de la simplicidad de su instalación. Una ventaja más que se le añade es que, a la hora de retirarlos para lavar la tela o cambiarla, tan sólo tienes que extraer la tela.