clip_image002

Miramos alrededor y parece que entramos en una sesión de cine digital, con unos anteojos 3D. El espacio gana una profundidad y las paredes una textura sin precedentes.

Nuestra mirada es captada por el juego de las formas geométricas que revisten las paredes. Extendemos la mano y casi tocamos al otro lado de la división, la diferencia es que estamos sin anteojos en la sala de estar de un amigo, o en el hall de una oficina con una decoración algo vanguardista.

clip_image004

 

El escenario de ficción que acabamos de describir forma parte de la realidad gracias al avance de la tecnología que nos permite estar hablando de revestimientos de pared tridimensionales o paneles decorativos para interiores en 3D.

Esta profundidad aumentada que le damos al espacio, es evidente en el último desarrollo tecnológico logrado por la centenaria marca francesa “DuPont” responsable por una linea de paneles de revestimiento tridimensionales hecha en Corian.

El material de vanguardia de las superficies sólidas, patentado por DuPont y destacado varias veces por los decoradores del mundo entero, además de no ser poroso, es resistente a las manchas, lavable y fácil de limpiar, totalmente versátil como se puede constatar por el resultado final de la colección “Math”

clip_image006clip_image008

Inspirada en las teorías matemáticas de famosos como Leonardo Fibonacci o Georgi Voronoi, esta línea de DuPont-Corian, nos muestra paneles tridimensionales de formas geométricas y secuencias que crean una especie de mosaico de células que se repiten en horizontal o en vertical, de acuerdo con los intereses de arquitectos o diseñadores que los requieran.

Este lenguaje matemático, secuenciales y repetitivos, servirán también de base para una marca portuguesa, PLADEC, que en vez de Corian, apuesta al MDF, un compuesto resistente hecho a partir de madera, para crear revestimientos de pared tridimensionales.

clip_image010

La textura dada a las paredes es la mayor valía decorativa de estas soluciones, que pueden ser aumentadas, en el caso de los paneles MDF, de una ventaja acústica, que mayor será dependiendo del nivel de rugosidad de los paneles. Esto quiere decir que podemos suavizar el ruido ambiente, dando una sensación de aislamiento y confort al espacio.