¡Pon un poco de sal en la puerta!

Los felpudos son piezas decorativas bastante importantes en una vivienda; además de su función higiénica, que permite a las visitas retirar la suciedad del calzado antes de entrar a casa, son un instrumento de bienvenida.

Los felpudos pueden llegar a ser agradables alfombras de saludo tanto para nuestros invitados como para nosotros mismos. Por ello es que debemos escoger uno acorde con la vivienda y atractivo para las visitas.

¡Pon un poco de sal en la puerta! 3Por regla general estas pequeñas alfombras suelen ser cuadradas o rectangulares y de tacto rugoso; son fabricadas con materiales resistentes para su larga duración. Entre ellos podemos destacar las fibras de coco, de caucho, aluminio, fibras y tallos de palmera o los de Nylon.

Actualmente y gracias a las nuevas tecnologías los felpudos ¡también han evolucionado! ya no tienen por qué ser rectangulares y típicas alfombrillas de toda la vida, con sus típicos saludos y sus típicos colores… ahora incluso ¡podemos personalizarlos!

Hay multitud de opciones para poner una gota de simpatía y buen humor a los pies de nuestra puerta.¡Pon un poco de sal en la puerta! 4

Este se encuentra fabricado en fibra de coco; las líneas rectas hacen un alto dejando pasar a Afro ¡una original, llamativa y divertida alfombrilla de bienvenida!

¡Pon un poco de sal en la puerta! 5

Si eres de los que prefieren respetar las líneas rectas pero dar un toque de modernidad a la entrada de tu casa, este puzle te encantará. Es menos llamativo que el anterior, pero más sobrio y la pieza que aún le queda por colocar da un aspecto moderno.

¡Pon un poco de sal en la puerta! 6Para los más olvidadizos… he de “aplicarme el parche” aquí os traigo un modelo que, para algunos, será lo mejor que nos ha pasado. Modelo ¡no te olvides NADA!

¡Pon un poco de sal en la puerta! 7Para los más juguetones aquí se encuentra el modelo Pac Man… ¿cómo olvidar este mítico juego?

¡Pon un poco de sal en la puerta! 8

¡Una alfombra / felpudo de Space Invaders! Pero no solo esto, sino que además ¡es animada! De esta forma cuando la persona se acerca a ella los sensores se ponen en funcionamiento y los pequeños monstruitos invasores tienden a iluminarse y parpadear dando sensación de movimiento.

¡Pon un poco de sal en la puerta! 9

Pero si sois de los que os gusta personalizarlo todo también puedes hacerlo con los felpudos. Imprimir una foto tuya, con tu pareja o de tu familia para recibir a las visitas.

¡Pon un poco de sal en la puerta! 10¡Pon un poco de sal en la puerta! 11

Como vemos hay un sinfín de posibilidades y estilos para la decoración de la entrada y suelen ser bastante asequibles. Pon un poco de sal a tu dulce, dulce hogar.

¡Pon un poco de sal en la puerta! 12


Ir arriba