A veces las cosas que queremos y necesitamos que pasen ocurren sin necesidad de premeditarlas, sin ni siquiera empujar un poco las circunstancias, sin crear coincidencias. Estoy convencida de que tenemos lo que buscamos en el momento justo, a la hora exacta y cuando mejor nos viene. Cuando el tema es fundamental, es de primera importancia y de él depende nuestro bienestar, se desarrolla sin retardo; es cuestión de sabernos enfocar y de estar dispuestos a dejarnos sorprender.

Esta semana que estuve sola en el piso porque mi esposo se fue de fin de semana con los dos pequeños estuve recordando a varios amigas que frecuenté en el pasado, en especial a una con la que llegué a ser muy cercana y con la que perdí contacto inesperadamente. No tardé mucho en extrañarla porque minutos después suspirar pensando en nuestros divertidos momentos de amistad llamó a saludarme. Tenía mi número telefónico escrito en una vieja agenda que encontró guardada en una maleta: había vuelto a la ciudad y quería desearme buenos sueños, como antes lo hacía.

La gran noticia es que pronto nos veremos y podremos reanudar nuestra amistad y recordar buenos momentos del pasado. Coleccionábamos tazas para el café y por eso le he comprado la taza Mr. P “Lick”, de la colección Ball and socket coffee. El diseño es muy divertido y nos anima a dejar que la deliciosa bebida se derrame; un pequeño hombre estará siempre dispuesto a tomarse las gotas de café que se derraman cuando servimos hasta el tope o goteamos al tomar. Mayor información en la página Web http://www.singleservecoffee.com