¿Tienes una escalera vieja que no sabes qué hacer con ella? No pienses en tirarla porque a las escaleras se les puede dar una larga vida sin necesidad de deshacerte de ella. Existen un montón de ideas para que una escalera vieja te haga buenas funciones en casa, porque además de decorar será totalmente práctica. ¿Quieres saber más? No dudes en seguir leyendo porque te voy a explicar algunas ideas para cada estancia.

En la cocina

Si tienes una cocina amplia una escalera vieja te puede servir para colgar los trapos, colgar las sartenes, colocarle estantes para que te haga función de estantería y poder poner allí tus libros de cocina o algunos platos que uses a diario. También puedes apoyarla en la pared para guardar o colocar todo lo que necesites.

En tu habitación

Aunque ahora mismo te guste imaginarlo, una escalera en tu dormitorio es una idea estupenda, si el color de la escalera no va acorde a la decoración siempre puedes pintarla del tono más apropiado.

Tanto si es una escalera pequeña como grande, será perfecta para tenerla como una mesita de noche. Si es más grande podrás apoyarla en la pared y colocar todo lo que no sepas dónde poner como collares, libros, prendas de vestir pequeñas, pañuelos…¡incluso puede usarlo como zapatero!

    escaleras viejas

En el recibidor de casa

Poner la escalera en el recibidor de casa también es una buena opción ya que nada más entrar podrás colgar todo lo que no necesites como las bufandas, los guantes, abrigos, paraguas…etc.

En el baño

¿No se te ha ocurrido ponerlo como un toallero vintage? ¡Pues ahora es el momento!  Incluso si se trata de una escalera vieja, que no has barnizado y tiene ese color clásico rústico antiguo quedará igualmente estupendo porque le dará un toque muy acogedor. En cambio si tu cuarto de baño es algo más moderno puedes usar escaleras de aluminio.

En el comedor – salón

Este es sin duda un espacio también ideal para colocar una escalera vieja para decorar ya que en ella podrás colocar jarrones, flores, platos, fotografías, lámparas, bombillas…¡lo que quieras!

Estoy segura que ya se te empieza a llenar la cabeza de ideas de reciclaje para poner una escalera vieja en otro lugares como en una terraza, en el jardín, en un estudio…¡sólo con imaginarlo lo podrás conseguir!