Por qué las paredes blancas son las mejores

Las paredes blancas nunca pasan de moda y no son para nada aburridas. De hecho, son la mejor opción para una estancia tranquila y acogedora. Hay una gran diferencia entre aburrido y discreto. Hay cientos de tonos de blanco, por lo que puede ser genial y para nada aburrido. Además, una pared blanca puede ser multifacética y dinámica según cómo la decores, por lo que reiteramos que de aburrida no tiene nada.

Puedes usar un blanco con matices ligeramente cálidos, especialmente en el diseño del hogar; porque usar un puro de un blanco y hace que un espacio parezca poco atractivo o como si estuvieras entrando en una tienda de alimentación.

Si todavía estás indeciso sobre cómo pintar tus paredes sigue leyendo porque te vas a sorprender con todo lo que te vamos a contar sobre las paredes blancas… ¡te van a encantar!

Las estancias se verán más grandes

¿Decorar un espacio con pocos metros cuadrados? La pintura blanca puede ser la solución ganadora si estás buscando hacer que una habitación parezca más amplia. Lo mejor de las paredes blancas es que pueden hacer que un espacio parezca más grande; como un color brillante y claro, las paredes blancas pueden dar la ilusión de una habitación más amplia y menos cargada.

paredes blancas en el salón
unsplash.com

Además, las paredes blancas son excelentes para transformar espacios con poca luz, como los sótanos. También son fundamentales para ayudar a iluminar una habitación, especialmente una que no tenga demasiadas ventanas o luz natural. Por lo que se convierten en una opción estupenda para cualquier espacio, grandes y pequeños, pero sobre todo para los que tienen un tamaño reducido y con escasa luz.

Son simples y atemporales

Las paredes blancas son tranquilas y elegantes, ¿y quién no quiere que su espacio abarque esas cualidades? Los espacios neutrales y de inspiración minimalista son siempre imprescindibles en cualquier época.

El uso de texturas alternas en paletas de colores monocromáticas siempre ofrece un enfoque inspirador y atemporal que se siente puro y acogedor. Ésta suele ser la estética más solicitada por las personas que quieren que sus espacios respiren sencillez de una manera orgánica pero refinada.

El blanco por tanto, nunca pasa de moda. Si quieres que tu estancia siempre luzca moderna y atemporal, además de simple y elegante al mismo tiempo, éste es tu color. Podrás decorarlo de muchas formas diferentes y acertar en todas… ¡porque combina con todo!

paredes blancas en el salón
unsplash.com

Son versátiles

No hay necesidad de preocuparse por coordinar tu decoración con el color de tu pared cuando eliges un tono blanco. Las paredes blancas son extremadamente flexibles en el sentido de que los accesorios del espacio siempre coincidirán. Los muebles y la decoración pueden ir y venir, pero las paredes blancas pueden ser la parte más estable de cualquier espacio, ¡compruébalo y verás que estamos en lo cierto!

No quitan protagonismo a la decoración

Las paredes blancas son una excelente opción en los casos en que otros elementos de un espacio son las verdaderas estrellas: se mezclan fácilmente con el fondo. Se pueden usar las paredes blancas a menudo en los proyectos porque permite poner más énfasis en otros elementos de diseño en un espacio, como una placa para salpicaduras de cocina o un detalle arquitectónico interesante, y no compite por la atención en una misma estancia.

Por ejemplo, tal vez tengas ganas de poner énfasis en tu techo añadiendo un toque de dinamismo en lo alto. Las paredes blancas te permiten divertirte con tu techo, sin abrumar la habitación… no te olvides nunca de tu quinta pared.

¡El techo se puede yuxtaponer contra paredes blancas y limpias para darle un toque de diseño único e inesperado! Alternativamente, tal vez seas un ávido coleccionista de arte y realmente quieras que tus piezas hagan se vean muy bien… El arte es una de las partes más importantes de un interior. Las paredes blancas permiten que el arte se destaque y obtenga la atención que se merece.

Son ideales para resaltar todo lo natural

¡Padres de plantas, este es para ti! Las paredes blancas también son el telón de fondo perfecto para colocar capas de madera natural, piedra y plantas reales. Pero incluso si los toques naturales no son lo tuyo, también puedes superponer otros elementos. Las paredes blancas también son una gran base para añadir textura.

paredes blancas en el salón
unsplash.com

Con todos estos consejos que te acabamos de dar sobre las paredes blancas y por qué las son las mejores en la decoración es posible que te estés haciendo una idea de cómo puedes decorar tu hogar a partir de ahora.

Puedes combinar colores o dejarlas blancas, da igual… lo que importa es que te sientas cómodo en tu hogar y que siempre que entres en tu estancia, la sientas como parte de ti… aférrate a tus gustos, a tu personalidad y tus intereses personales y no te equivocarás en la elección de colores, ¡y puedes apostar por el blanco!