Si quieres tener una cocina con un aspecto equilibrado puedes pensar en algunos detalles para obtener tu objetivo. Para que la cocina se vea más elegante seguramente lo mejor es cambiar los gabinetes, en el mercado encontrarás opciones muy buenas. Lo cierto que esto sería lo mejor pero es lo más costoso.

Si no dispones con el dinero suficiente para sustituirlos puedes cambiar su aspecto sin tener que recurrir a su sustitución.

Cuando los vayas a decorar se deberá tener presente la funcionalidad para poder cubrir las necesidades de las personas. Los materiales más usados son muchos, pero recuerda tener a mano un destornillador, clavos.

Gabinete de cocina

Lo primero que se debe hacer para cambiar el aspecto de tus gabinetes es limpiarlos, tanto en el exterior como en el interior. No deben tener polvo, se puede pasar una esponja impregnada con jabón suave y agua tibia. También se puede comprar algún producto que pueda usarse en base al material del gabinete.

Si los gabinetes tienen grasa acumulada difícil de quitar podrás quitarle con la mezcla de agua y vinagre.

Para decorar las puertas puedes pensar en varias alternativas, por ejemplo, comprar puertas que acentúen la decoración deseada, también se pueden quitar las puertas y dejar los estantes abiertos, lo cual te brindará un aspecto más contemporáneo y moderno. Si lo deseas puedes ponerle algunos ribetes en los bordes de las puertas para darle aún más elegancia y estilo.

Otra buena opción es cambiar su color, se aconseja usar el color marfil o hueso, para darle un toque minimalista que llamarla atención a todos. Si quieres algo más alegre elige el violeta o el amarillo, si la cocina tiene un aspecto más rústico anímate al color gris perla.