En mi comienzos tenía predilección por construir y diseñar objetos que yo misma proyectaba en el taller, cuando hacía mis estudios universitarios. No tenía la mente puesta en el diseño industrial, en general, sino en estilos, tendencias, productos culturales y estéticas específicas que me habían interesado desde la secundaria: el Mod inglés, el Pop Art, las motos Vespa, la música electrónica de los años setenta (Kraftwerk) y los tennis Adidas. Todo indicaba que lo mío era el retro pero no lo sabía.

Todo lo producido después de la postmodernidad, es retro. Todo lo hecho posteriormente a la segunda guerra mundial: desde los treintas a los setentas, justo cuando inicia el estilo moderno. En asuntos de diseño interior y decoración soy aun más retro y lo tengo claro. Prefiero, sobre cualquier antigüedad o artículo vintage, elementos diseñados en las décadas de los cincuentas, sesentas y setentas, siempre y cuando sigan siendo útiles y bellos.

typewriter

Una petición 2010 de mi esposo es que le ayude a encontrar una máquina de escribir VALENTINE, diseñada por Ettore Sottsass para OLIVETTI en 1969. Esta es una de la piezas retro más valoradas y reconocidas en el diseño actual, tanto que un ejemplar original hace parte de la colección de arte del Museo de Arte Moderno de Nueva York. No será fácil pero mi marido, antes de que sea el día del padre, tendrá su VALENTINE en el escritorio. Mayor información en la página Web www.olivetti.it