Roudale, de Kilo Design, es un sillón con pinta de ser bastante cómodo. Al verlo por primera vez pensamos que era un sillón que se desenrollaba para dar paso a una colchoneta, pero al observar las fotografía nos damos cuenta de que su diseño es así, tal como lo vemos.

Inamovible, pero precisamente ese es su encanto, el parecer que en cualquier momento se va a desenrollar. Además su comodidad debe ser absoluta. Ha sido desarrollado para Mungo Park.

Más información: Kilo Design

Vía: Design Milk