Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con este estupendo salón en color blanco y chocolate.

La verdad es que es una encantadora combinación de gran elegancia y mucho atractivo. El color chocolate es estupendo para proporcionar estancias cálidas.

Como es un color oscuro y para no recargar la decoración cromática, es bueno combinarlo con otro color.

salon

Esta vez, el ganador es el blanco impoluto.. que se puede ver en los muebles y en el sofá. Mientras, las pinceladas de color las da el mueble de la televisión y los marcos de las ventanas.

Ha quedado un espacio moderno, coqueto y confortable.. ideal para charlar, tomar un café o ver tus programas favoritos.

La combinación de muebles y la organización de los mismos permite que el espacio sea bastante práctico.

Esto es bueno, ya que es necesaria la funcionalidad de estas habitaciones. El salón es un lugar donde pasamos tiempo, algunos más que otros.

Por lo tanto, debemos convertirla en un lugar donde los muebles no estorben permitiendo el paso libre.

Si te fijas este salón no es muy grande, pero han sabido aprovechar muy bien el espacio y la iluminación.

La televisión no está a contra luz y se puede ver bien, ya que además hay cortinas para el reflejo.

La luz natural ilumina toda la estancia… y las paredes en blanco reflejan esta.. el techo y el suelo también de este color, ayuda a que parezca también más grande.

El sofá de tres plazas es muy confortable, y se hace de cuatro plazas al ver la hermosa chaiselonge bajo la ventana.

Además un par de puf ayudan a crear un ambiente cómodo para hablar o tomar café. Las mesitas auxiliares ayudan mucho.

El mueble y los marcos de las ventanas son de color chocolate.. una combinación perfecta y elegante.

Foto: homedecormags