Los selladores son ideales para el clima caluroso, pero también hay algunos en el mercado que son diseñados para el ambiente con temperaturas mas frías o donde hay más humedad.

Si quieres protección total, busca productos de alta resistencia a los rayos ultravioleta, y que además te puedan ofrecer resultados acordes a tus necesidades.

Según las características del material y los resultados que desees obtener, existen varias sugerencias que pueden servirte.

Puedes aplicar un sellador que intensifique el color de la piedra sin hacer que brille, se trata de una opción acrílica a base de aceite, considerada de tráfico ligero, ideal para colocar sobre las paredes.

Además hay recubrimientos de silicón que no cambian la superficie sobre la que se aplica, señalo, lo cual, es lo ideal para la cantera.

Este acabo conserva la belleza natural de la piedra y no la modifica, lo que hace que la superficie se vea como si estuviera mojada constantemente.

Usar este recubrimiento no solamente lo embellece, también garantiza la protección del material sobre el cual se aplica y permite limpiar fácilmente las manchas de aceite que pudieran existir.

También existen los antigraffiti, si alguien raya tus paredes solo tienes que limpiarlo con una esponja húmeda con disolvente de pinturas y desaparece.