Green Screen es una separador de ambientes que recientemente ha ganado el premio del público en el concurso de diseño Ample Sample. La peculiaridad de este concurso es que los materiales deben ser reciclados y en el caso de Green Screen el material son pedazos idénticos de alfombras de diferentes colores unidas entre sí por un sencillo sistema.

Su peculiar diseño es capaz de redefinir cualquier espacio, de darle una nueva dimensión  y es ideal para separar diferentes espacios del hogar, especialmente cuando los metros escasean. Es muy sencillo de montar y se pueden colocar hasta 150 piezas para crear tu propio separador. Sencillo y ecológico, ¿será también barato? Eso por ahora no lo sabemos, pero los interesados pueden empezar por conocer el montaje en este enlace.

Vía: DecoraHOY