KRISTIAN VEDEL, diseñador original de Dinamarca, fue uno de los primeros arquitectos que tomo el tema de el amueblamiento para niños seriamente, diseñando propuestas en un simple pero moderno estilo, siempre teniendo en cuenta que su objeto era lograr la aceptación de los chiquillos. VEDEL se rehusaba a la idea de que los muebles para chicos debía ser una copia de los que usaban los adultos, en cambio pensaba que deberían ser una propuesta independiente y que respondiera a premisas como la especial movilidad que desarrollan los jóvenes, su rápido crecimiento y la necesidad imperante que tienen de jugar, inclusive cuando están sentados.

hilds-chair

Su propósito fue crear una combinación entre una silla infantil y una herramienta de juegos, apelando a las fantasías propias de los niños y a sus variadas características físicas y sicológicas. Una herramienta, que soportara a un niño a a un grupo entero de ellos, y que en tamaño, forma, peso y presencia pudiera responder a tantas situaciones y edades de los infantes como fuera posible. Así nació la silla infantil CHILD’S CHAIR que mide 40 x 29 x 37 cm, está elaborada en madera contrachapada y funciona como un lego, ya que su espaldar y plaza, se pueden variar de altura y posición con solo encajarla en el emplazamiento que mas convenga, según la edad del niño o su imaginación. Su precio es de 400 euros y la puedes adquirir en la página web www.modernchild.net.