clip_image002

En estos tiempos turbulentos en que vivimos, el diseño anticipa los ciclos y nos responde con una señal de esperanza. Tenemos que parar, reflexionar y volver a la acción.

En este contexto, tiene todo sentido descansar sobre una silla diseñada bajo la forma de “huevo” que nos reporta para el universo de la creación y de recomienzo.

La capacidad de reinvención y renacimiento que nos suscita esta forma ha sido potenciada por diversas marcas que han editado algunos modelos inspirados en su diseño y en todo lo que el simboliza.

Un ejemplo de esto, es la marca holandesa Ghyczy Selection BV que presentó recientemente, durante el IMM Cologne, la Feria Internacional del Mobiliario, su última reedición: La Garden (egg) chair.

Esta inspirada en el modelo diseñado por Peter Ghyczy en 1968 que se volvió un clásico del diseño.

clip_image003 clip_image004

Esta es una prueba más que los clásicos resisten los cambios de calendario y atraviesan generaciones, así hablemos de música, moda o diseño de interiores.

Tal como el modelo “Ball” de Carlo Colombo editado por la marca Arflex. Es la necesidad de recogimiento que sentimos, en especial en tiempos difíciles que abre el camino para un diseño que nos reconforta, transmitiéndonos una idea de seguridad y tranquilidad.

La misma forma sirvió de inspiración al diseñador Naoto Fukasawa que diseñó para Driade estos puffs con revestimiento en fibra de vidrio. El brillo “glossy” le da este aspecto atractivo. El modelo fue bautizado como “Koishi”.

clip_image006 clip_image008

El aislamiento nos permite reflexionar sobre nosotros y sobre lo que nos rodea, abstrayéndonos de todo lo demás.

El confort es la forma que tienen estos modelos para invitarnos a la reflexión. Nos dan el espacio para simplemente “estar” o contemplar, pero también para pensar sobre nuestros proyectos profesionales, como es el caso de esta “working station” de Artifort, nombrada bajo el nombre de Globos. Las ruedas en su base van al encuentro de la actual filosofía de movilidad y flexibilidad en nuestro lugar de trabajo o en la “home office”.

En cuanto a Garden (egg) chair, aquí en versión de interior, el recogimiento de su valor en cuanto a pieza de diseño, esta patente en lugares consagrados como el Victoria & Albert Museum, en Londres y en miniatura en el Vitra Design Museum, además de constar en la lista de las 1000 sillas de Taschen.

clip_image010clip_image012clip_image014

La ergonomía, el confort y la forma minimalista orgánica del “huevo” sirven de inspiración para diseños de sillas con algunas variantes, como es el caso de estos ejemplos de Esedra.

Este modelo se llama “Luna” y fue diseñado para la marca por el arquitecto Paolo Chiantini.

clip_image016 clip_image018

“Egg Chair” de Arne Jacobsen

Editada por la marca Fritz Hansen, esta creación de 1958 celebró en 2008, 50 años de existencia con una edición especial. La marca reeditó el modelo con 50 nuevas versiones y con ellas dio la vuelta al mundo.

Cada versión de la Egg “by Tal R” fue bautizada con un nombre ligado al universo del psicoanalista Freíd, en homenaje a la capacidad de reinvención y renacimiento: el regreso a los orígenes que nos exigen los tiempos modernos.

clip_image020 clip_image022