Este es el sillón para el perfecto mochilero o excursionista, si no fuera porque se trata de un sillón que no podemos llevar a las espaldas. Igual alguien si puede pero la mayoría de los humanos mortales no podríamos ni levantarlo del suelo.

Como veis en las imágenes se trata de un sillón  cubierto con una funda llena de bolsillos por todas partes, de forma que tengamos muuuchas cosas a mano para cogerlas sin tener que movernos. Una revista para leer, una libro, el mando de la televisión, el de la música, incluso el ordenador portátil, o cualquier cosa que queráis porque con todo esos bolsillos entran infinidad de cosas.

Viene muy bien para los días en que estamos muy cansados y no tenemos ganas de movernos del sillón una vez que nos sentamos, aunque lamentablemente no encaja en cualquier tipo de decoración. En mi opinión puede incluirse en ambiente juveniles e incluso infantiles, porque ya sabemos la cantidad de objetos que tienen los niños y lo que les gusta jugar a “La isla del tesoro”.

Es una creación de los diseñadores Quinze&Milan para la marca Eastpack y se presentó hace unas semana en la Semana del Diseño de Milán 2010.

Más información: Quinze&Milan