Smeg vuelve a la carga con sus singulares productos y esta vez nos presenta una nueva gama que modifica la estética retro,  añadiendo un toque rústico a sus singulares productos. Se trata de su colección “rustica” en la que nos olvidamos de las características formas redondeadas de la serie retro y las sustituimos por agarradores y bisagras de colores dorados envejecidos y un aspecto más sencillo, al que acompaña un color suave.

smeg rústico

Su apariencia exterior puede hacerlos pensar que su equipamiento interior es poble pero nada más alejado de la realidad. Tiene una capacidad de 360 litros y es no-frost total. Cuenta con Alarma acústica, mandos electrónicos con LED y temperatura en Display.

Las capacidad para comida fresca (nevera) es de 264 litros, con dos estanterías de cristal ajustables, un estante botellero, dos recipientes transparentes para fruta y verdura, compartimento para lácteos y doble iluminación, además de una función de descongelación automática.

Como innovación se incorpora una Chiller zone supercooling, un compartimento de temperatura constantes a Oº pensado especialmente para la conservación de carnes y pescados. En cuanto al espacio destinado al congelador, tiene una capacidad de 82 litros y tres cajones transparentes.

Para completar la decoración Smeg también cuenta con encimeras de cocina que funcionan con gas (como las antiguas), horno (con reloj clásico incluído) y campana de pared, todos en color crema.

Más información: Smeg España

Vía: Decoestilo