8 de cada 10 mujeres en el mundo padece o ha padecido alguna vez en su vida cáncer de mama. Es una frase un poco dura para comenzar un post, pero es una realidad que debemos afrontar y aceptar. Cada día se sigue investigando para encontrar un tratamiento mejor o una cura definitiva a este mal que afecta a tanta mujeres, y para ello hacen falta fondos.

Para conseguirlo se realizan muchas campañas a lo largo y ancho de todo el mundo, como esta última que hace el mundo un poco más rosa (color identificativo del Cáncer de Mama). Multitud de empresas han pintado sus productos de rosa y destinan un porcentaje de cada artículo vendido a esta lucha que se libra día a día.

Una de esas empresas es la británica Smeg que ha teñido de rosa toda una línea de electrodomésticos. Con su estilo retro y lleno de colorido destinará el 10 % de sus ventas a la fundación Breast Cancer Awareness. Lavadoras, lavavajillas y frigoríficos que se podrán adquirir en los distribuidores oficiales y con los que colaborar con la lucha.

Otro de los productos que se pueden adquirir siguiendo esta iniciativa es el IPod Shuffle, en color rosa por supuesto.