Como os comentaba en el post anterior, utilizando nuestro ingenio y creatividad podemos crear muebles funcionales y de estilo a muy bajo coste. El siguiente sofá que os mostramos está hecho a base de materiales reciclados, como palets y espuma. Como veis, el mueble no tiene ningún misterio de montaje. Es bastante sencillo de realizar y a la vez crea un estilo muy sofisticado. La espuma la podéis recubrir con la tela que más os guste, así como podéis pintar los palets a juego con los colores que más os entusiasmen. He aquí un principio de la customización. Haz lo que quieras con lo que tienes.

Además, el sofá puede ser lo grande, alto y largo que queráis. Cuantos más palets apiléis y juntéis, más grande será el sofá. Esta no es más que otra muestra de que podemos crear cualquier cosa con los materiales que nos rodean, además de eliminar el mito de que construir algo con nuestras manos es costoso y difícil. La consecución de la construcción de este mueble es sencilla por antonomasia. No estamos hablando más que de la unión de varios elementos como dos palets y superponer un trozo de espuma encima. La herramientas que necesitamos para realizarlo son básicas y sencillas. Como mucho necesitaremos un cutter para cortar la espuma o alguna herramienta similar. Algo de cola para unir los palets, del mismo modo que recubriremos la espuma con la tela que queramos, para lo único que necesitaremos unas grapas, o la propia cola.

Con todo esto, remarcar que es una actividad que podéis realizar en compañía, ya sea con hijos, amigos o familiares. Un buen momento para pasarlo bien y compartir experiencias. Como siempre remarcar que lo más bonito de realizar este tipo de actividades es la satisfacción de crear algo con tus propias manos.