Todos sabemos cual es la característica que hace especial a la Torre de Pisa, o al menos deberíamos saberlo, un poco por culturilla general. Bueno, pues si sabéis cuál su característica vais a entender perfectamente por qué este sillón lleva el nombre de Pisa.

Exacto, su diseño inclinado se hace tomar el nombre de la famosa torre italiana, aunque tranquilos que no nos caeremos hacia adelante ya que el asiento sigue un ángulo recto con el respaldo y compensa la inclinación.

Es una creación del diseñador surcoreano Ramei Keum, y se trata de una colección que se compone de sofá y sillón, fabricados en madera y acero inoxidable y tapizado en cuero o tela, en colores azul o amarillo.

Más información: Ramei Keum

Vía: Deezen

Compartir
Artículo anteriorMonstruos en mi habitación
Artículo siguienteMeciendo el estilo

Redactora especializada en decoración de interiores.