Los sofás son imprescindibles en el salón y siempre podemos hacernos de alguno que se convierta en un encantador detalle, pero que también sea cómodo y que su precio sea accesible. Así que ahora que hay que renovar estancias con la llegada de otra temporada, y estás pensando en cambiar de sofá, una idea genial es tener en cuenta el catálogo de sofás elegantes otoño 2013 204 Conforama. Estamos seguras que te van a encantar.

Hay que comprar un sofá teniendo en cuenta no solo su atractivo decorativo sino también su confort, y que sus dimensiones respondan al sentido práctico, de tal manera que podamos disfrutar de él, sin limitar el espacio que tengamos en el salón. Por mucho que nos guste un inmenso sofá quizá nos veamos limitadas de espacio y la belleza del sofá se ve reducida por la falta de comodidad en usarlo. Por ello podrás ver algunas opciones de sofás de Conforama que se adaptan a muchas necesidades.

muebles conforama

En los colores más bellos de la paleta de colores otoño invierno 2013 2014, estos sofás de Conforama serán un agregado de total originalidad y atractivo para el entorno del salón. Un sofá púrpura de suficiente tamaño como para que varios de la familia se sienten a disfrutar de la televisión, de un rato de charla, leer, y para que te sientas confiada de que cuando tengas visita, tu salón será plenamente admirado. Colores como el lino y el gris, son alternativas de estos sofás.

muebles conforama

Y si te apetece algo más pequeño por espacio o porque no tienes que ni necesitas de cambiar sofá, hay muchos sillones en el catálogo de muebles Conforama, así que algo tan chic como el de la imagen superior, es perfecto. Un original acabado, patas que imitan madera, en piel sintética de blanco y negro que también imita la piel de las vacas.

muebles conforama

Compartir
Artículo anteriorDecoración de cocina pequeña básica
Artículo siguientePintar lozas de colores

Soy una blogger apasionada de la moda y la decoración, me fascina compartir estas aficiones con quienes como yo, quieren crear un entorno acogedor y atractivo en el que disfrutar de la vida.