Para nuestros hijos, Nicolás y Andrés, de 6 y 2 años, el mundo es como un gran patio de juegos.

Así pues pensamos en nuestra casa con la misma idea; por ello, elegimos un suelo laminado Quik-Step para la sala de estar. Nuestro hijo mayor juega con coches a menudo, y éstos suelen desaparecer debajo del sofá y de las sillas. De ahí que estemos continuamente buscando sus coches y moviendo las sillas y el sofá.

Afortunadamente, el suelo puede soportarlo, y sigue estando libre de rayadas. ¡Con dos niños tan activos, no está nada mal!

Antes teníamos un suelo de baldosas, que era muy fácil de mantener, pero bastante frío. Nuestros hijos suelen jugar descalzos o en calcetines, y el pequeño esta todo el día gateando por todas partes, así que teníamos clara la elección. Ahora nuestro suelo no sólo es cómodo, sino que también es cálido.

El suelo laminado Quick-Step tiene un precio muy interesante, así que si dentro de diez años decidimos que queremos otro color o nos apetece cambiar el mobiliario, sólo tendremos que cambiar el suelo.

Quick-Step suelos laminados

Ahora tenemos pensado cambiar también el suelo de la cocina. Aún tenemos baldosas, pero el contraste entre el cálido suelo laminado y las baldosas es significativo. En cuanto al color y la textura, ya hemos tomado una decisión: la cocina será de un roble barnizado oscuro.

Suelos laminados Quick Step

Las razones para elegir este suelo son muy simples: Es bonito, práctico, asequible y de buena calidad. ¿Algo mejor?

Colaboración: Simetrika

Compartir

1 Comentario

  1. Sin duda este suelo laminado es la mejor opción si hay niños muy activos, incluso mascotas, ya que aguanta muy bien y no se ralla. Además, mantenerlo es muy fácil, gran elección!

    Sandra

Comments are closed.