Sunflower es un simpático salvamanteles que podemos utilizar en casa con cualquier elemento del menaje de nuestro hogar. En un principio su forma no nos hace pensar que se trate de ese tipo de objeto, pues se muestra plegado con una forma casi cuadrada.  Al tacto es suave y como una pieza de goma elástica.

Al abrirlo nos percatamos de que su forma puede ser mucho más que cuadrada y vamos expandiendolo poco a poco hasta que lo abrirmos por completo y descubrimos que tiene forma de flor, de ahí el nombre de Sunflower que significa “girasol”.  Para mantenerlo con esa forma se acompaña de una pequeña pieza de aluminio que sujeta los dos extremos.

Su diseño tiene un tamaño pensado para adaptarse a todo tipo de menaje, desde pequeños tazones para leche o cereales, hasta ollas, cazuelas o sartenes. Se compone de varios modelos, todos con la misma forma, pero de diferente color para utilizar en las diferentes estaciones: naranja, rojo y negro, así podremos adaptar nuestro complementos de cocina al tiempo que haga en cada momento.

Al estar fabricado de silicona aguantan muy bien la temperatura de los objetos, sobre todo en el caso de que estén caliente, y son muy sencillos de limpiar también por ser elásticos.  Una vez utilizado solo tenemos que retirar la pieza de aluminio y devolver a su forma inicial cuadrada, guardar en un cajón y listo para utilizar la próxima vez.

Son distribuídos por la empresa Toast Living.

Vía: Yanko Design