La originalidad llega a límites insospechados, es lo que tiene tener una mente abierta, abstracta y capaz de imaginar cosas que los demás no imaginan. Ya se lo que estáis pensando: cada mente es un mundo y todos imaginamos cosas diferentes, pero la genialidad de los artístas es hacer de ese pensamiento algo útil, como este nuevo concepto de mobiliario.

¿Quién hubiese pensado que un sillón tendría una pelota gigante como asiento?. Pues la diseñador belga Hellen Ectors sí lo pensó y lo hizo realidad. Es una pieza muy simple pero a la vez compleja, un sillón que puede transformarse en mesa con un simple movimiento.

Está fabricado a mano únicamente con tres materiales: madera, el cuero y espuma de poliester. La madera de roble conforma la estructura, el cuero sirve para tapizar la madera y la “pelota”, ambos rellenos de espuma de poliester. Las costuras son dobles para aumentar la resistencia y también para mejorar el diseño. En los laterales cuenta con unos agarradores creados en la madera para moverlo y transportalo de una parte a otra.

Puede utilizarse de muchas maneras, como sillón, como mesa o mesas (uniendo varias partes) o como asiento individual utilizando sólo la “pelota”, de una forma u otra es simplemente genial. Está disponible en varios colores: blanco, verdes pistacho, azul marino, café y marrón.

Para informarte sobre el precio y distribución debes contactar con ellos a través de su web oficial, a la cual puedes acceder a través del siguiente enlace.

Más información: Switchtablechair

Vía: Hometone