Es costumbre que entrado el otoño uno de los lugares en los que más disfrutamos, de nuestra casa, sea relegado a un segundo plano y se convierta en un buen recuerdo o en una esperanza para el futuro. Los días de sol no acaban, pero talvez es la temperatura la que baja demasiado y hace muy difícil poder usar la terraza en la manera en que quisiéramos. Pero ni el aire, ni las vistas, ni el espacio se han ido y, contando con un buen día, podemos seguir reuniéndonos con amigos a hacer una barbacoa.

Imagen 15

Ya dicho que la temperatura no está a nuestro favor lo que debemos hacer es tratar de controlarla. Una buena selección de muebles, por supuesto impermeables, que corten la corriente de aire ayudará a que resulte más confortable estar en el lugar; también podemos utilizar calentadores de ambiente –que no solo son para las terrazas de los restaurantes- y acabar de una vez con el problema.

FLAMES es una serie de fuentes de luz y de temperatura basada en el sistema de energía de gas ligero. Su apariencia es la de un simple cilindro pero es posible encontrarla en diferentes texturas, cada una de ellas con una gran variedad de posibilidades en cuanto intensidad de luz y de calor. Mayor información en la página Web www.jspr.eu