Según el estilo y diseño de tu casa puedes saber cual se ajusta más a lo que ya tienes.

Pasillo corto y estrecho.- Si cuenta con muchas puertas, una buena solución para aprovechar el espacio puede ser colocar armarios entre las puertas y puertas. Para no sobrecargar la zona se recomienda que el ancho de los mismos sea de unos 25 centímetros.

Pasillos cortos y anchos.- Lo mejor para aprovechar al máximo el espacio, incluyendo las esquinas entre las puertas, es colocar piezas de base triangular, rectangular o cuadrada para vajillas de porcelana u objetos decorativos.

Pasillos estrechos y largos.- Conviene romper la línea horizontal. Si deseas acotarlo visualmente, puedes hacerlo empleando un pavimento diferente  en la parte del fondo, de forma que se creen dos zonas ópticamente distintas.

Pasillos largos, anchos y con ventanas.-  En estos casos cuenta muchísimo la imaginación y la capacidad de romper moldes. Cuando la estructura del pasillo reúne estas condiciones, tienes múltiples posibilidades para aprovechar el espacio.

Pasillos con techo alto.- En estos casos es aconsejable bajar el techo hasta una altura razonable. La unión entre el techo y paredes deberá hacerse mediante un rehundido perimetral del techo o colocando molduras de escayola.

Esperamos que esta informacion te sea de utilidad para tus proyectos.

La posibilidad de tener pasillos de buena altura es que al momento de decorar, si la decoradora le gusta tener un lugar muy acogedor y colocar accesorios decorativos muy grandes o vistosos, debido a un espacio extra del cual puede disponer en el pasillo, los adornos podran adaptarse mejor y asi no se sentira como que los mismos adornos llegan a saturar el espacio en las paredes y por lo tanto dar mala vista a la decoracion del hogar.

Si no existe la posibilidad de agrandar el techo, entonces hay que tratar de tomar en cuenta el numero de accesorios decorativos en el area.