Imagina un sillón que no parezca un sillón. La visión nos puede deparar multitud de imágenes de muchos tipos, tamaños y formas pero una de ellas podría ser ésta.

tofú chair

Su nombre es “breathing chair“, algo así como “la silla que respira”, pero su forma cuadrada y su capacidad de mullirse le ha supuesto también el apodo de “Tofu chair“.  La diseñadora taiwanesa Yu-Ying Wu y aunque no lo parezca es un sillón, si sí, solo hay que hacer la prueba y sentarse. Como vemos, en el centro los triángulos son más grandes y por tanto son más flexibles.

Eso unido a su composición de espuma hace que cuando nos sentemos el cubo se convierta en sillón cogiendo la forma de nuestro cuerpo. Cuando los levantamos vuelve a su forma original quedando de nuevo como un cubo.

tofú chair2

El diseño fue presentado al concurso de diseño Red Dot Design Award y se llevó el premio al mejor concepto de diseño para el hogar.

Vía: Hometone