Uno de los males que más aquejan a nuestra sociedad es el estrés. El ritmo de trabajo, la casa, la ciudad, el coche, los niños….. todo eso va sumando una olla a presión que muchos intentan sofocar haciendo escapadas de fin de semana a la montaña o a la playa, a la tranquilidad y equilibrio que aporta la naturaleza, pero ¿y si mezclásemos la naturaleza con el trabajo?

oficina-bosque2

No hace falta ser guardabosques para hacerlo, y si no me creeis mirad estas oficinas diseñadas por Selgas Cano, un estudio de arquitectura español afincado en Madrid y que decidió hacer de su lugar de trabajo el más tranquilo y relajado que se puede imaginar.

oficina-bosque1

Como vemos se trata de una oficina literalmente en mitad del campo, casi una estructura enterrada en el suelo de la que somo vemos la mitad. Pero no os equivoqueis no por estar enterrada está falta de luz, sino todo lo contrario. De un lado la pared y el techo es opaco, pero del otro es una enorme cristalera en la que podemos ver todo el bosque, toda la vegetación a la altura de nuestros ojos.

oficina-bosque3

Una oficina totalmente equipada a la que se accede a través de un pequeño paseo que atraviesa el bosque. Seguro que así la productividad aumenta aunque puede ser que de tanta tranquilidad los trabajadores incluso se queden dormidos.

oficina-bosque4

oficina-bosque5

oficina-bosque6

oficina-bosque7

oficina-bosque8

oficina-bosque9

Más información: Selgas Cano

Vía: Pop Sugar

  • Fer

    Me parece una total chorrada, es increíble como nos reinventamos para mal; no es suficiente con contaminar la naturaleza con residuos, tubos de escapes, ruidos,etc,etc; los fines de semana. Ahora la moda es contaminarla con nuestra presencia directamente. Como se nota que lo que sobra en este planeta son algunas personas.