simoa-2009Comprar una casa es una operación arriesgada con los tiempos que corren y ese hecho se refleja de forma muy significativa en el Salón Inmobiliario de Madrid (Sima) que se celebra en la capital del 27 al 30 de mayo.

Este año, la que fuera la mayor feria inmobiliaria vuelve a los datos del año 2000 y en la presente edición no abundarán los stands grandes y glamurosos  ni las promociones exhuberantes en las que algún personaje famoso nos anima a conocer sus productos. Este año se caracterizará más por una cierta austeridad que se refleja en sus datos técnicos: un único pabellón (el número cuatro) estará habilitado para tal efecto, con un espacio de 12.000 metros cuadratos y 220 empresas presentes. De ellas no todos son expositores directos ni promotores, sino que predominará también la presencia para tasadoras, instituciones, universidades, entidades financieras, revistas y otras publicaciones.

La ausencia de empresas será más significativa que presencia de muchas de ellas. Por ejemplo, empresas como Habitat, Larcovi, Grupo Pinar, Grupo Lar, Restaura, Duprocom, Llanera, Marina D’Or, Colonial, Avantis, Acciones, Realia o CB Richard Ellis, entre muchas otras, faltarán a esta cita olvidando el viejo lema de los promotores con el que afirmaban “Quién no está en Sima no existe”. Aún así todavía quedan unos cuantos valientes, los más fuertes dichos sea de paso, que se atreven a hacer frente al temporal: Vallehermoso, Afirma, Grupo Mahersol, Bancaja Hábitat, Hansa Urbana, Grupo Ferrocarrril, TM Torreblanca, Zapato o Hercesa.

Todas ellas en total ofrecerán un montante de casi 53.000 viviendas, de las que más de 4.400 serán protegidas. Unas 33.647 están en España y el resto fuera. Según la Asociación de Promotores de Madrid (Asprima), este año se dan todas la condiciones para que la feria sea un éxito: los promotores tienen ganas de vender, los ciudadanos tienen ganas de comprar y los bancos están dando facilidades para financiar. Ellos pondrán todo de su parte pero ahora el turno de palabra es para los compradores.